17 de des. 2012

Maños

Este fin de semana se celebró el Salón del Cómic de Zaragoza, evento perteneciente a la categoría estands variados-charlas-exposiciones-sesiones de firmas-actividades paralelas-zona infantil que es ya un modelo estándar y que, cuando no sucede en Barcelona o Madrid, tiene el atractivo de que todo respira entrañabilidad, abundan los pequeños detalles, estrechas lazos y creas otros nuevos y, en definitiva, vuelves para casa más que satisfecho, sin esta sensación de superviviente de huracán que te queda después de pasar por uno de "los grandes". El modelo quizás no es muy original, pero suele  funcionar a poco que uno se empeñe. Y en Zaragoza se han empeñado, ¡esto es así! Felicidades a todos y gracias por haberme dejado participar de ello.

Lo que sigue es, posiblemente, lo más aragonés que tengo en los discos duros: un homenaje que el fanzine ¡Cretino! hizo a Supermaño hace algunos años y en el que participé con este dibujo....


(I aquest any no he pogut anar a Getxo! Encara em dol.!)



Cap comentari: