12 d’oct. 2012

Súper Puta!


Hace cinco años, por estas fechas, ediciones Glénat (hoy EDT) editó lo que es hasta el momento mi tebeo más largo, lo que se dice toda una Novela Gráfica. Aunque es, por el momento, una rareza dentro de mi currículum, también es cierto que hubo ahí un punto de inflexión, un antes y un después, una escuela de la vida y una universidad de la calle. Lo que aprendí con Súper Puta no se paga con dinero: más no puedo decir. Léanlo. O no.

La ilustración anterior fue un pin-up que Glénat imprimió en un plotter troquelado a tamaño natural para pasearlo por los festivales de cómics. Lo que sigue fueron bocetos y pruebas para la portada. Sufro mucho con las portadas. Con mucho gusto se las encargaría a otro.









Aquí, la que fue finalmente portada definitiva...



Y, a continuación, lo que podría haber sido una sobrecubierta. Como en los manga. Me pareció, pero, que traicionaba la idea del libro, ya que hacía gran hincapié en el argumento cuando, y los que hayáis leído Súper Puta lo sabéis, el argumento no es lo importante. No lo es por lo menos desde ese día, hace ya cinco años.


(Súper Puta, cinc anys transformant, encara, les coses que dibuixo. De tant en tant s'ha de fer una cosa així, de veritat). 

3 comentaris:

Santiago Garcia ha dit...

Esto sí que es una efeméride importante, y no el día ése de la Hispanidad. Cinco años de "Súper Puta", deberíamos celebrarlo con desfiles de historietistas desnudos y embadurnados de amarillo por todas las calles del país. No exagero cuando digo que es uno de los tebeos más importantes publicados en España... SIEMPRE... Pero eso en realidad da lo mismo, lo verdaderamente importante es que para mí también fue un punto de inflexión, un antes y un después, un izquierda y derecha, arriba y abajo. Es decir, un poner orden en el desorden, o desorden en el orden, que viene a ser más claro. En fin, que felicidades para ti por este aniversario, y felicidades para todos nosotros por haberlo podido disfrutar, y felicidades para mí porque "Súper Puta" también forma parte de mi vida, desde antes de que se publicara.

Manel Fontdevila ha dit...

Muy cierto, y hay que decirlo: si Súper Puta no hubiera sido un proyecto compartido, posiblemente hoy no sería nada. Gracias otra vez a ti, a Pepo, a Bernardo, Manolo, Javier y a todos los que me empujasteis con vuestras opiniones, reflexiones y, por qué no, oportunas collejas!

Bernardo Vergara ha dit...

¡Un honor, amigo! Qué buenos recuerdos de aquellos días de entregas superputescas vía mail, que eran como cuando ibas a comprar tu tebeo favorito al kiosko pero más sorpresivo y con nocturnidad y alevosía.