17 febr. 2012

En el cole

Cuando el pasado septiembre dibujé esto para El Jueves, poco imaginaba que me faltaba añadir al programa la extraescolar impartida por los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado a los alumnos de Valencia. Que nos demuestran que aprender, más que de temario o de presupuesto, es una cuestión de saber transmitir... (la imagen, por cierto, se puede ver más grande clicándola con el botón derecho y abriéndola en otra ventana).


(Entre les extraescolars que triomfen aquest any, els balls de bastons a València. Estem que ho petem!)

5 comentaris:

BaYa ha dit...

¡Te pillé! No sólo La Parejita vive en Ponlenou; sino que, además, seguías a EUDLF!! Que también andaban por el barrio. :D (¡Hasta que se disolvieron y el Quimi volvió a Vic!)
Si no, a qué viene ese embudo en la cabeza de la última viñeta; más que a baja por depresión, huele a la primordial seña de identidad de cualquier 'ultimer*' que se precie! JA JO JAJOTA
(Inspectora Gadget al atake! :)

BaYa ha dit...

Mejor ponle PoBlenou; perdón! Tan litos no serán los smartphones esos, si dejan meter así la gamba - nunca mejor dicho - con los dichosos tecla2 táctiles!! :-/

Nanit!

Un tipo con boina ha dit...

Se baraja la posibilidad de añadir los vendajes para cuando al profesor le sacuda una hostieja fina el padre de ese alumno al que el cabrón del profesor le tene manía.

Manel Fontdevila ha dit...

BaYa,

¡no nos pasemos! Lo de la Parejita en el Poblenou, vale, lo dejaremos en una misteriosa incógnita que quien sabe si se resolverá algún día, pero lo de los embudos... sin desmerecer a García&Portet, ¡esto es de los chistes de toda la vida!, como el naufrago en su islita con su palmerita, o la señora que te espera detrás de la puerta con un rodillo de amasar... Otra cosa es que Manolo García, que es (o por lo menos era) de leer tebeos, lo sacara de ahí y lo aplicara a la imagen del dúo, lo que no deja de ser una demostración irrebatible de buen gusto en grandes cantidades.

Tipo con boina,

en efecto, la realidad alarga los chistes que da gusto...

Don Cirilo ha dit...

Al ver el dibujillo del autocar me viene a la memoria aquellas entrañables excursiones, y además la imagen del pobre conductor aguantando todas las chanzas y berridos de toda la caterva de mostrencos, entre los cuales por supuesto me incluyo. Curiosamente los que se sentaban en las últimas filas (y hablando de EUDLF toma ya) eran los que fumaban (y también) los que más ligaban!

Y yo mientras, observándolo todo desde la distancia. Ya que no ligaba al menos tomar nota del asunto, no?
O algo.