28 de febr. 2012

Cerrar carpeta

El viernes pasado finalizó mi colaboración diaria en Público, una de las mejores experiencias profesionales que he podido llegar a disfrutar. Desde ese espacio, durante más de cuatro años, he tenido libertad absoluta para opinar, bromear e incluso experimentar con cualquier recurso que el humor gráfico haya puesto al alcance de mi mano. Por no insistir con las despedidas, que aún pueden leerse en Esto es importantísimo, resumiré todo en un "he aprendido un montón" y en otro "muchísimas gracias". Después, hago un vaciado de las carpetas de Público y rescato cuatro chistes con los que, de alguna manera, pasaremos página...

Este es, estrictamente, el único chiste que queda inédito de toda la cole. Es el chiste de "nevera", o sea, el que guardaban en redacción por si un día me daba una gripe o la informática se ponía rebelde y no me permitía entregar. No se refiere a ningún tema en concreto: de hecho, tenía que ser un chiste publicable en cualquier momento el año.


Al principio de mi colaboración, mi chiste se publicaba integrado a la noticia de portada: esto comportaba que, a veces, se cambiara el tema y se perdiera el chiste, o se aplazara su publicación para otro día. Este, por ejemplo, hablaba de las empresas que reunificaban deuda: apareció otro tema de última hora, la noticia se remontó, se reubicó, y el chiste acabó quedando inédito.


Nunca he sufrido en Público lo que se entiende por censura. Por supuesto, quien no quiera creerlo no va a creerlo, o sea que tampoco insistiré sobre el hecho. Alguna vez, eso sí, se me llamó para someter a mi consideración determinados aspectos del chiste que acababa de enviar, normalmente de pura lógica: "oye Manel, quizás sería más correcto si en los cascos de los soldados israelíes pones una bandera de Israel en lugar de la estrella de David". Por ejemplo, dejando a mi responsabilidad la decisión final a adoptar. En el siguiente caso, la situación que el chiste reflejaba venía provocada, en parte, por una empresa muy ligada a la editora del periódico. Se me hizo notar y, habiendo otros temas -y por ahorrarme los comentarios en el blog, para qué engañarnos- cambié el chiste por otro. El dibujo, sea como sea, me parece chulo y recuperable.


Hay una línea mental indeterminada que te marca cuando el tono de un chiste es para El Jueves o cuando era para Público. Y, al igual que en Público he publicado algún chiste salido directamente de la mesa de redacción de El Jueves (estos de Monteys o de Guille Martínez-Vela, por ejemplo), también he hecho lo propio en dirección contraria. Sin ir más lejos, éste hacía referencia a una agresión sufrida por un periodista en la confusa noche madrileña. Se urdieron luego graves acusaciones y conspiranoias al respecto, aunque al final acabó todo en lo que se dice (campechanamente) una riña de borrachos. Teniendo el chiste ya bastante adelantado, intuí que el tono era más adecuado a El Jueves y allí salió, finalmente, publicado.


Hay que decir que, al cierre de Público, este mismo periodista tuiteó mi chiste de despedida del pasado viernes y, en base a él, dijo que en Público éramos unos nazis y que sin nosotros la sociedad es ahora más sana... ¡pues sí que estamos bien! ¡así se paga toda mi consideración y mis desvelos!

(Quatre acudits amb els que finalitzo l'etapa Público. D'ara en endavant, quí sap quines noves aventures ens esperen...!) 

11 comentaris:

Ataraxio Panzetta ha dit...

Ese chiste de los raseros es una joya tan atemporal como las portadas de hermano lobo que se están rescatando 40 años mas tarde... ¡al tiempo!

Roithamer ha dit...

Manel,

Te conocí en El Jueves leyendo tu maravillosa sección con Monteys "Para ti que eres joven" y era una de mis secciones preferidas de El Jueves.

Te he leído desde el principio en Público y pensé que sería complicado pasar de una narración serial, como suele ser PTQRJ, a una narración puntual en Público.

Lo has bordado. Sin ser hiriente, eres ácido. Sin ser maleducado, tocas las pelotas. Sin ser simple, simplificas la realidad.

Eres un gran dibujante de comics, o viñetas, o lo que sea. Espero que puedas trabajar muchos años en esto para que pueda seguir disfrutando de tu estilo.

Pepo Pérez ha dit...

Para mí gusto y entendimiento, durante estos cuatro años, has sido simplemente THE BEST en el terreno de la viñeta de sátira política nacional. De media.

Para qué enrollarme más, M. (de Master) Fontdevila. Está todo dicho.

David Prieto ha dit...

Manel, te escribiría una parrafada agradeciéndote tu trabajo pero básicamente vendría a repetir lo dicho por Roithamer, y encima lo haría peor.

Sólo puedo decirte que leer tu chiste por las mañanas era uno de los momentos cumbres de mi día (¡y no es que el resto de mi día estuviera mal!), me dabas un instante de risa y epifanía, me hacías ver que ni todo es tan serio ni todo es tan complicado.

Eres, sencillamente, el humorista gráfico más lúcido y certero de nuestra generación. Espero seguir muchos años disfrutando de tu trabajo, aunque ya no pueda ser en Público.

Franchu Llopis Surrallés ha dit...

Genial post Manel! Me encanta tener toda esta explicación por tu parte, es una pena lo de Publico, por suerte no cierran del todo y siguen en la web esperemos que se adapten con la nueva situación, aunque lo que más me interessa es seguir leyendo tus tiras, eres un crack!

Molina ha dit...

Sos grande Manel, y no solo físicamente, esperemos que al igual que colegas y lectores, los mandamases de los otros medios hayan notado tu trabajo en estos últimos años y ya estén redactando sus ofertas de colaboración.

Don Cirilo ha dit...

Poco queda para añadir tras los comentarios anteriores. Se agradecen mucho las explicaciones y desde aquí te seguimos apoyando.
Una pregunta sobre ese chiste "de nevera": si hubieras tenido una gripe de dos días, qué hubiera pasado? Eh? Eh?

Matthew ha dit...

Muchas gracias Manel por devolvernos algo que se ha vuelto más valioso que nunca, el buen humor unido al inconformismo, y por tan buenos momentos leyendo tus viñetas en Público. Cada día, al igual que mucha gente, echo más de menos tu sátira de la actualidad. Ojalá pudieses seguir desmenuzando la realidad en una tira gráfica mejor que muchos tertulianos pedantes. Muchas gracias por todo y salud!

Tania Ramonde ha dit...

Es gracioso porque es cierto...
Es triste porque es cierto...
:P

absence ha dit...

Opino lo mismo que Pepo. Durante tu etapa en público has sido el mejor humorista gráfico de prensa, con diferencia. Te diría que no iban a tardar a ficharte en otros medios. El problema es que, ai, los medios que quedan son todos de derechas.

Manel Fontdevila ha dit...

Si llego a poder trabajar en algún otro medio, va a ser complicado estar a la altura de todo lo que estáis diciendo por aquí. ¡Contención, amigo conductor...!