4 abr. 2016

García, el dos

Hace tan solo unos meses Santiago García y Luis Bustos sacaron la primera parte de las aventuras de García bajo el hábil título de "¡García!". No recuerdo muy bien cómo, pero cuando Santiago supo, o vio, que había escrito una nota en el blog sobre mi relación con este pintoresco retrato en viñetas de la cosa española, me dijo "¡no pongas ilustraciones del Garciamóvil, que no sale hasta la segunda parte y sería spoiler!".


Y bien, me congratulo en anunciar que la segunda parte de la (se ve con un simple hojeo) magna obra ya está disponible al público. Una vez más, se me ha permitido el honor de participar con unas pocas páginas al cierre. En un simple hojeo se ve el aspecto del auto de García, o sea que el spoiler pierde efecto. Si, como sería lógico y conveniente, queréis ver de qué es capaz dicho prototipo deberéis leer el libro entero donde, ya de paso, veréis también de qué son capaces Santiago y Luis cuando se ponen serios. Y hay que decir que en esta misión se han puesto muy, muy serios y hasta estupendos... ¡García estaría orgulloso!

15 març 2016

Emilia i Maurici (IV): En català


Per primera vegada, Emilia y Mauricio són també Emilia i Maurici i parlen en català.

En l'etapa anterior a El Jueves m'havia resignat, d'alguna manera, a que aquesta versió no fos possible. Quan, per exemple, la "Guía para padres" estava venent-se bastant bé vaig proposar de fer-ne la traducció: tenir un fill és un acte prou íntim com per voler llegir-ne una historia en el teu propi idioma; fins i tot, si ens posem comercials, com per voler regalar-ne un llibre. No hi va haver interès. Quan d'altres editorials van voler editar aquesta traducció tampoc no en van cedir els drets (que tenien per contracte) perquè això els podia fer la competència (a la versió castellana). De fet, a El Jueves ja no editaven el llibre en català per "no fer-se la competència a ells mateixos". Un mica embolic, tot plegat.


O sigui que la proposta de l'editor de De Bolsillo, ho he de dir, em va agafar totalment per sorpresa, però vaig estar-hi d'acord més que immediatament. Tot i així, com que ja havia començat a escriure les histories en castellà per a Orgullo y Satisfacción vaig continuar en aquest idioma; més tard es va encarregar la traducció que va portar a terme Ricard Gil.

Tampoc no sé si m'hauria estat fàcil escriure aquestes histories directament en català: fa molts anys hi escrivia amb normalitat i no em dolia perdre el respecte a la gramàtica quan em feia falta. Hi ha tres reculls que en son testimoni (costen de trobar, això sí): "La Rosa" (paròdia de la sèrie de TV3 del mateix títol editada per Regió7 el 1996); "Oleguer Bisbal, un manresà com cal" (editat per El Pou de la Gallina també el 1996) i, anys més tard, "Caràmbanus!" (antologia de 18 anys de treballs diversos a Regió7, editada el 2000 per Angle editorial/Regió7). Ara mateix, en canvi, em sento una mica encarcarat com per afrontar un repte d'aquest tipus.

Perquè la qüestió és que no havia imaginat mai la Parejita parlant en català, no sabia quin registre tenien ni quines expressions feien servir. S'havia d'inventar tot, però no desde zero: des de la traducció de Gil, de fet, vint anys de diàlegs en castellà ja assumits com a naturals ens contemplen. I la veritat és que ha sabut trobar molt bé l'equivalència i traslladar el to d'una versió a l'altra. Al final arribem a una obvietat: escriure és un ofici i traduïr n'és un altre, i molt rarament van en el mateix pack. 

Faig totes aquestes reflexions a posteriori: el procés d'aquests llibres va ser bastant pim-pam-pim-pam i quan me'n vaig adonar ja tenia la primera prova de traducció a la pantalla. I bé, un cop superat el primer moment de desconcert (i aquí rieu-vos del fundacional "Sue Ellen, ets un pendó"), resulta que t'hi acostumes de seguida. Per a un manresà és xocant que el registre no sigui massa Catalunya profunda, però també m'ha agradat trobar aquí i allà expressions tan genuïnes com, que recordi ara mateix, "guillada" o "cruspim", que molt rarament faig servir i que aprecio en el que valen.

Quan vaig rebre la prova, llegeixo: "Les noves aventures d'Emília i Maurici". O sigui que ratllo aquesta primera frase: a casa meva diriem: "Les noves aventures de l'Emilia i el Maurici", amb article davant del nom. Però llavors penso: no diem pas "Les aventures del Tintín",  o "de l'Astèrix", diem "de Tintín" o "d'Astèrix". Mmmh. O sigui que desfaig la ratllada i torno a deixar-ho com estava. I encara no havia arribat ni al títol del llibre.

Què vull dir amb això? Que, finalment, he retocat alguna cosa per posar-la al gust de la meva tendra i refinada orella de comarques, però que en general he deixat treballar els professionals, que per alguna cosa ho són. I que, d'aquesta manera, ha quedat tot molt digne, àgil i correcte; espero que us agradi i us sembli tan natural com a mi mateix. Per arrodonir la cosa, el departament de disseny ha fet un esforç digne d'elogi per retolar la versió catalana mantenint les meves tipografies: qui em conegui sap que, per a mi, no és precisament un tema menor.

Feia molts, molts anys que no publicava un tebeo en català; el mercat és el que és i molts editors no estan gaire per experiments. En tot cas, ara que ja hi hem posat el peu, serà qüestió de no treure'l.

I en això estem.
.......................................................

(Por primera vez Emilia y Mauricio son Emília i Maurici, a propuesta, debo decir, del editor. En la etapa de La Parejita intenté puntualmente que esta versión se llevara a cabo, pero en El Jueves nunca han estado por esta labor y ya me había acostumbrado a ni contar con la posibilidad: la propuesta de De Bolsillo me pilló, pues, por sorpresa. Como ya había empezado las páginas en castellano para Orgullo y Satisfacción, seguí en este idioma y el conjunto se pasó a un traductor, Ricard Gil. Tampoco sé si en el poco tiempo con que contaba hubiera podido inventar el català de esta pareja, su registro, su tono, que de alguna manera debería ser, además, heredero o equivalente, a veinte años de diálogos en castellano. En cualquier caso, escribir y traducir han sido siempre dos cosas distintas, y no me parece nada mal que ese primer paso se haya dado "desde fuera". La traducción es ágil y fresca, y se acostumbra uno enseguida a que Emilia y Mauricio se expresen en otra lengua. He corregido alguna cosilla para que sonara mejor a mi oreja poco cosmopólita, pero en general he dejado trabajar a los que saben. Encima, el departamento de diseño se ha currado una tipografía que es la mía y se adapta muy bien al conjunto, viva y bravo. Y en fin, que hacía mucho tiempo que no sacaba un libro en català. Espero que sigan muchos más.) 

21 febr. 2016

Emilia y Mauricio (3): Historial editorial

Decía en el anterior post que, en su anterior forma y bajo el nombre de La Parejita, las aventuras de Emilia y Mauricio han sido recopiladas en multitud de formatos y modelos de distribución. A la vista de los nuevos tomos hay quien me ha preguntado: ¿qué pasa con todo el material anterior? Intento explicar aquí un poco este lío.
De entrada, aclarar que el viejo material de La Parejita, mientras pueda evitarlo, no se va a reeditar. Por lo menos el viejo-viejo, el anterior, así resumiendo, a la llegada de Óscar. 

Por varios motivos: el primero, que no me gusta o, por lo menos, no me gusta lo bastante. Ni gráficamente ni, muchas veces, en su (digamos) registro humorístico más estridente de lo estrictamente necesario. El segundo motivo, que se desprende directamente del primero, es que ha quedado todo muy antiguo, en algunos casos incluso rancio. Todo, no solo los guiños tecnológicos. El tercero, más importante si cabe, es que reimprimir esto es prácticamente imposible: muchos originales han sido vendidos, perdidos y/o regalados, y reproducir a partir del material ya impreso, generalmente en mal papel y de cualquier manera, es impensable. 

Y el cuarto motivo: porque es difícil decidir si la reedición es conveniente cuando, ya de entrada, es bastante complicado saber cuántos ejemplares de estos libros se han vendido o incluso cuántos quedan aún disponibles.

Me explico a continuación, aunque aviso que lo que sigue es un tanto farragoso: quien no tenga ganas de leer puede pasar directamente a un "RESUMO" que he destacado hacia el final (ejem).

El primer recopilatorio de la serie llegó en 1998, tres años después de empezar a publicarse semanalmente en El Jueves. Se llama “La Parejita” sin más, y es el nº 141 de la colección Pendones del Humor. Los siguientes tomos ya pertenecen a la colección Nuevos Pendones del humor: “Te amo... ¿puedes bajar la basura?” (nº 2, año 2000), “La felicidad (y otras cosas que pueden suceder en un sofá)” (nº 18, 2002), “Pegamento pasión” (nº 36, 2003) y “Hacen el amor para sus fans” (nº 50, 2004).

Hablando un poco a grosso modo, estos libros se editaban siempre a capricho del editor y nunca a petición del autor. En la redacción, de hecho, se hablaba con normalidad del concepto “premiar al autor” con la edición de un recopilatorio: todo se decidía en el ámbito de un cierto buenrollismo-bussiness. Pero la cuestión, finalmente, es que en esa época no se firmaba contrato alguno, no quedaba claro (ni mucho menos escrito) cuánto se editaba de cada libro, y las ventas había que calcularlas a partir de lo que le pagaban a uno: en las facturas, toda la información que aparecía era la cantidad a cobrar. Para datos más concretos había que pedirlos, lo cual era un poco rollo porque, precisamente, reinaba la confianza editorial: por más raro que suene hoy, así funcionaba el tema y era normal.

En cualquier caso, de esto resulta que hoy sea complicado saber cuántos libros de estos se vendieron, cuantos siguen por ahí vendibles o, simplemente, cuantos de ellos existen sobre la faz de la Tierra. Y, por consiguiente, sea aún más complicado decidir si vale la pena reeditar nada de todo ello, o rehacerlo, o qué.

Con la llegada de RBA, que abdujo a Ediciones El Jueves en 2006, llegan dos novedades, dos: por una parte la firma de un contrato previo al libro. Estos contratos, vistos hoy, tampoco son muy iluminadores ni contienen dato alguno más allá de determinar de quién son los derechos editoriales sobre la obra y el tanto por ciento que el autor cobrará de los ingresos por su venta. Hay que decir que, por lo general, cualquier mejora que se te ocurriera se incluía en el contrato sin problema; en cualquier caso, el tema nos pilló de nuevas a todos.

La otra novedad fue la diversidad de formatos y modelos de distribución, muchos y variados, siempre bajo la divisa de rentabilizar el producto al máximo. Enumero a continuación los que afectaron a La Parejita.

“Cazadores de ofertas” tiene fecha de 2007, tapa dura y la idea, creo que por primera vez en la editorial, de sacarlo del quiosco y llevarlo a las librerías: pertenece a una nueva colección de libros con esas características, la Colección El Jueves. Cuenta la leyenda (e insisto en lo legendario) que el diseño de portada de la colección, con una franja blanca superior con los textos y una ilustración debajo, copia directamente el diseño de las portadas de Astérix: todo ello sería fruto de un paseo del recién llegado personal de márketing por una tienda especializada, donde preguntaron “cómo son los libros que más venden”. Como leyenda urbana no gana a la chica de la curva, pero no está por ello exenta de interés.


Al año siguiente, 2008, llega la “Guía para padres desesperadamente inexpertos”, que tiene su propia historia y se edita fuera de esa colección.

Y más tarde, en 2010, llega “¡Somos padres, no personas!”. Para entonces la Colección El Jueves ha sido cancelada ya, o sea que se subtitula este libro como “Guía para padres desesperadamente inexpertos II” para encuadrarlo en algún lugar y porque, de hecho, viene a rebufo del éxito de aquél.
No habiendo cumplido los libros en tapa dura las previsiones de venta de RBA, estos deciden apostar por nuevos formatos. El primero de ellos es lo que se llamó los libros de venta opcional: de tapa blanda, tamaño reducido y precio mínimo, se vendían en el kiosco de forma (de ahí el nombre) opcional junto a la revista El Jueves de esa semana. No son libros, por lo tanto, que uno pueda comprar sueltos ni en otra parte después de esa distribución puntual, si bien dicha distribución se llegaba a repetir dos y tres veces, la última ya con el producto rebajado de precio.

En ese formato está el libro “Locos y salvajes” (2011). Y en él, por ahondar en el desorden, se recogen las historietas que quedaban por recopilar entre “Cazadores de ofertas” y la “Guía para padres desesperadamente inexpertos”, o sea: las que quedaban anteriores a la llegada de Óscar. Un poco lío, sí.
El formato y su distribución tampoco funcionó como se esperaba, con lo que, si no me equivoco, se cerró la aparición tomos recopilatorios ya definitivamente. 

Hubo, de todas formas, una última tentativa: “Llamar a tu madre, comprar papel de WC, hacer la revolución” (2014) se publica bajo el sello Especial La Parejita/El Jueves y, atención ahí, no es un libro, es una revista. Igual que cuando el Jueves publica un “Extra sexo”, “Extra de Verano” o “Extra lo que sea”, este especial de La Parejita era un Extra más para distribución en kiosco que, por lo tanto, solo se pudo comprar el mes en que se publicó (lo cual me sabe mal porque es uno de mis preferidos del dúo). De hecho, al no tener ni ISBN, no puede ir a librerías de ninguna manera. Ahí sí metí historietas posteriores a “¡Somos padres, no personas!”, aunque, por dar una cierta unidad al producto, escogí las que hacían referencia a la crisis económica y la situación del país, reservando las páginas, digamos, “normales” de La Parejita para una tercera “Guía para padres” que ya no llegó.


Para completar el panorama, recordar también varios refritos que hubo de todo ello: libros de bolsillo que recopilaban viejas historias en tamaño reducido y a blanco y negro, y el coleccionable de RBA Golden Luxury Collection, que en principio tenía que ser un asunto de kiosko pero que luego la editorial distribuyó un poco como quiso y que, aunque está oficialmente fuera de circulación, es fácil verlo aún por tiendas de lance. Este coleccionable de 2007 incluye dos tomos de nuestra Parejita, "Los inicios" y "Desarrollo y reproducción".

RESUMO para quien haya llegado hasta aquí o venga desde el principio por vía directa: el desorden es absoluto. A día de hoy, los dos únicos libros de La Parejita que se pueden pedir con normalidad en una librería son los dos del ciclo “Guía para padres”. Los anteriores a ellos están todos agotados y/o descatalogados. Los posteriores se distribuyen mediante fórmulas que los hacen imposibles de conseguir.

Para Las nuevas aventuras de Emilia y Mauricio mi idea es, en principio, ir alternando el material nuevo con puntuales recuperaciones de, ejem, los viejos tiempos que, como decía al principio, me apetece poner un poco al día. En los dos libros que salen ahora mismo a la venta lo he hecho más que tímidamente (1), puesto que todo el material antiguo, si bien es difícil de encontrar, se vendió lo bastante como para pensar que habrá aún una cantidad significativa de gente que conserve estos libros en su casa. Conforme pase el tiempo sí es posible que vaya recuperando más abiertamente algunos chistes de hace ya varios lustros que creo que valen la pena.

Algunos, bastantes o muchos de esos chistes, pero de ninguna manera todos. La Parejita era una serie que se publicaba en una revista de actualidad semanal, y respondía tanto al contexto de esa revista como al de la mentada actualidad semanal. Su recuperación, entonces, puede tener su interés como producto destinado a coleccionistas o a lectores muy cafeteros, pero como libros de uso común para poner de cara al público no tiene sentido alguno. 

La reconversión de La Parejita en Las nuevas aventuras de Emilia y Mauricio es, de todas formas, un replanteamiento entero de la serie. Tomo decisiones según toca tomarlas pero, para qué engañarnos, no siempre estoy seguro de haber acertado. En todo ello ando aún. Sea como sea, qué lujo supone siempre poder parar un poco, ver dónde estamos y decidir hacia donde queremos ir: solo por esto habrá valido la pena.
.........................................


(1):Los de el blog ADLO, en cualquier caso, se han dado cuenta enseguida, como recogen en este post a propósito de una página publicada en Orgullo y Satisfacción.

31 gen. 2016

Emilia y Mauricio (2): el material

Los nuevos libros de Emilia y Mauricio contienen únicamente material creado ex-profeso para ellos: la pregunta me ha llegado por varios canales y la respuesta es ésta. 

Parte de este material ha sido prepublicado en el mensual digital Orgullo y Satisfacción (¡suscríbanse todos!), el resto de páginas son completamente inéditas. Esta página, por ejemplo, pertenece a una historieta aparecida en OyS:


Y esta tira, en cambio, pertenece a una historieta completamente inédita a día de hoy:


Puntualmente, he adaptado para Las nuevas aventuras de Emilia y Mauricio algunas historias de las que aparecieron estos últimos años en El Jueves y que aún no habían sido recopiladas en libro. Ediciones El Jueves (o, lo que hoy es lo mismo, RBA)  recopiló La Parejita en multitud de formatos y modelos de distribución, pero, pese a ello, la producción semanal de páginas fue siempre muy superior a lo que era posible abarcar en libros que, encima, aparecían cada vez más esporádicamente.

En el momento en que dejé la revista, pues, había casi doscientas páginas pendientes de ser recopiladas algún día. Como hubiera sido una lástima dejarlas fuera de circulación, he recuperado algunas de ellas para estos dos libros, añadiendo, eso sí, un par de cambios importantes.

El primer cambio afecta al contenido: al contrario que en El Jueves, donde los guiones de La Parejita estaban condicionados por el formato de página autoconclusiva, los libros actuales permiten jugar de otra manera con la extensión de las historias. Así, Las nuevas aventuras de Emilia y Mauricio contienen desde chistes de una sola viñeta hasta narraciones de varias páginas.

En consecuencia, la revisión del material pendiente de publicar ha hecho que algunas historias crecieran, otras menguaran, otras se fusionaran y, ya que estábamos, casi todas fueran reescritas sin las (ejem) prisas de las entregas a última hora. Afinando lo afinable y desarrollando lo desarrollable. Espero que, en general, mejorándolo.

A ello hay que añadir el otro cambio: las historietas pendientes de publicación tienen, en algunos casos, hasta cinco años de antigüedad. Y sin que mi dibujo haya variado mucho en cinco años, sí era perceptible un pequeño desfase respecto al actual, quizás también debido a que uno dibuja distinto con la presión de la entrega semanal que sin ella. 

Total: como había que adaptar todo al formato apaisado y los guiones habían sido rehechos, he acabado redibujando completamente todas estas páginas. Incluso las que contenían cambios imperceptibles.

Por poner un ejemplo, esta viñeta pertenece a una historieta de La Parejita:



Y ésta, a su adaptación para Las nuevas aventuras de Emilia y Mauricio:



En definitiva, material nuevo creado ex-profeso etc etc. Que es, como dicen en los teoremas, lo que se quería demostrar.
--------------------
 (Hay que pensar, claro, qué pasa con el material no-tan-nuevo, incluso con el viejo. Otro día.)

26 gen. 2016

Emilia y Mauricio (1): el regresum


Lo que se ve en la foto son las páginas de los dos primeros libros de Las nuevas aventuras de Emilia y Mauricio, que saldrán editados en marzo de 2016 por Penguin Random House en su colección De Bolsillo: 144 páginas cada uno, 21x16 cms, 12,95€. Castellano i català. Y en color. Como antes se decía: ¡a todo color!



Si bien los libros contendrán historietas de temática variada, en cada uno de ellos se dará más peso a un aspecto concreto de su vida de cada día. Así el primero, "¿Vosotros cómo os conocisteis?", se fija en el mismísimo origen de su relación, contado y revisado a través de flashbacks, recuerdos y balances varios. El libro también refleja lo complicado que es poner en marcha una vida en común, tanto en su hardware como en su software. Y espero que esto último signifique lo que creo que significa, ejem.



En el siguiente, "¿Estáis haciendo el amor?", se habla de relaciones sexuales, las que acontecen (o no) después de tener hijos y ya con los treintaymuchos a las espaldas: si en el volumen precedente hay mucho salón-comedor, aquí es el dormitorio el escenario recurrente. De paso, se habla también de esos cuarenta años que se acercan lentos pero rotundos, como las buenas apisonadoras. La curiosidad de Óscar por el tema juega también un importante papel. Y, ya en otro orden de cosas, cabe añadir que en este segundo libro he contado con el gran Pep Brocal conduciendo los colores en algunas escenas peligrosas.


Emilia y Mauricio, la mayoría lo sabréis, tenían puesto fijo en otra revista en la que dejé de trabajar hará pronto un par de años. En ese momento llevaba dibujadas unas mil páginas de sus aventuras, y fugazmente pensé que era el momento de aprovechar esa repentina ruptura editorial para darnos todos un descanso. Pero lo cierto es que, prácticamente de inmediato, empecé a dar vueltas a este asunto de los libros temáticos, y a pensar qué podría ser de La Parejita sin la imposición del formato (una página con chiste al final) ni del tono propiciado por el contexto donde aparecía (y que yo asumía felizmente, por otra parte).
Al poco tiempo les recuperé para las páginas de Orgullo y Satisfacción, el mensual digital de humor sin dueño y, para completar el combo de los acontecimientos, Penguin Random House se ofreció a alojar la serie en su colección De Bolsillo.

En resumen: para bien o para mal, Emilia, Mauricio y Óscar ya no dejan de estar nunca en mi cabeza. El resto es tan simple como dejarse llevar.
---------------------------------------
(Cuando tenga un rato hablo de contenidos, del historial de los personajes, de la versió catalana... ¡Continuará!))

16 des. 2015

15 des. 2015

Nadala

................................
(Dibuix de la nadala que he dibuixat aquest any per a la Residència d'Avis del barri de la Sagrada Familia, a Manresa. Com deia aquell, "ara toca").